Noticias

TRIBUNA: AUDITORÍAS INTERNAS EN CONCESIONARIOS

Sergio M. Dorantes Bermúdez, CEO D&B Consulting

Haciendo un paralelismo entre la teoría de la evolución y el sector de la automoción, no sobreviven los concesionarios más fuertes sino aquellos que mejor se adaptan a los cambios.

En el sector de la automoción, como en el resto de sectores empresariales, los concesionarios se ven obligados a evolucionar para adaptarse a los cambios.

Llevo escuchando a los distintos responsables desde mediados del pasado año la misma pregunta cada vez que visito unas instalaciones de cualquier marca: «Tú que conoces el mercado ¿qué estás viendo en otros concesionarios de mi marca y en otras marcas? porque yo sé lo que va a pasar»…

Utilizando las palabras de Henry Ford:  “La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos”.

Básicamente lo que hago es responder a una pregunta con varias preguntas: ¿te has tomado un tiempo para reflexionar sobre nuestro estado actual? ¿está nuestro concesionario preparado para evolucionar ante el cambio? ¿cumplo con los requisitos que marcan las distintas normativas y las marcas? ¿la gestión de mi stock en mi red comercial es la adecuada? ¿mis procedimientos operativos son los adecuados para gestionar el cambio?¿estoy observando los indicios que evidencian el cambio?.

Resumiendo, si no tengo un análisis detallado de mi entidad y de mi entorno tampoco conoceré cuáles son las herramientas necesarias para poder evolucionar. ¿Una solución?. Las auditorías internas basadas en tres puntos fundamentales, el stock, los criterios de marca y las mejoras de procesos.

Si consigo optimizar la gestión de mi stock, cumplo con los requisitos de la marca y hago reingeniería de mis procesos de gestión internos estaré en mejor disposición para adaptarme a los cambios, ya que he minimizado riesgos, evito pérdidas, obtengo los niveles de calidad obligados por la marca y promuevo la mejora continua de los procesos de la organización para la toma de decisiones.

Las auditorías internas no deben ser vistas como una obligación, deben ser vistas como una gran fuente de beneficios para la organización, dotando a nuestros concesionarios de la genética necesaria para adaptarnos al cambio.

 

Sergio M. Dorantes Bermúdez

CEO

D&B CONSULTING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*