QUIÉNES SOMOS

Orígenes

Orígenes

Orígenes 1Constituida con carácter oficial en mayo de 1977, la Federación de Empresarios del Metal, FEDEME, fue la primera patronal que se organizó en España ante la exigencia de la situación sociolaboral del sector y del momento, lo que la llevó a constituirse antes que la CES (Confederación de Empresarios de Sevilla) y la CEA (Confederación de Empresarios de Andalucía), e incluso antes que la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales). Desde sus inicios se ha caracterizado por ser una Federación de empresarios, formada por empresarios y dirigida en cada una de sus etapas por empresarios del sector del metal, sector que ha generado riquezas y multitud de puestos de trabajos y que ha sufrido también los avatares de las circunstancias económicas que le ha tocado vivir en cada momento a lo largo de todos estos años.

La historia de FEDEME va inseparablemente unida a la propia historia de Sevilla. En este sentido, la Transición Española fue un momento clave para la economía sevillana, duramente castigada por la crisis del petróleo y las decisiones erróneas en materia económica adoptadas por el Gobierno central de aquel entonces. Este clima de tensión aumentó enormemente la conflictividad laboral que se trasladó a las calles.

En 1975, la tensión laboral, sobre todo en el sector del metal, era insostenible: cierran numerosas empresas, aumenta el paro y la inflación alcanzaOrígenes 2 el 25%, rompiéndose así todas las negociaciones entre obreros y patronos.

Ante esta situación, un grupo de empresas lideradas por Abengoa e Isa decidieron pasar a la acción. Estamos ante el nacimiento de la Federación de Empresarios del Metal. A partir de ese momento tienen lugar una serie de reuniones clandestinas con la intención de crear una asociación patronal independiente.

El impulsor de este gran proyecto fue el adelantado y decidido, Juan Salas Tornero, entonces representante de Isa, quien junto a Rafael García Hernández Ros de Abengoa, organiza una reunión en el desaparecido bar Los Corales de la sevillana Calle Sierpes, a la que asisten, entre otros: Francisco Alba, Eduardo Pérez Serrera, Manuel García Navarro, Manuel González Franco, José Luis Herrera o Antonio Galadí. Este grupo, junto a otros jóvenes empresarios muy afectados por la situación en el seno de sus compañías, deciden agruparse como patronal el 29 de septiembre de 1976, teniendo lugar su constitución oficial en mayo de 1977.

Se crea así la Federación de Empresarios del Metal de Sevilla. La razón fundamental y fundacional de FEDEME era tener el protagonismo en el diálogo social con los trabajadores y negociar los convenios colectivos. Esta circunstancia fue la actividad más importante durante los primeros 20 años de vida de la Federación, ya que representaba el 80% del interés de los empresarios por asociarse.

JuanSalasTornero

Juan Salas Tornero

Eduardo Pérez Serrera

Antonio Galadí (izqda.) y Eduardo Pérez Serrera (dcha.)

En cuanto a la presidencia de FEDEME, esta Federación ha tenido a lo largo de su historia seis presidentes: Juan Salas Tornero; Eduardo Pérez Serrera; Antonio Galadí Raya; Eusebio Gallego Hinojosa, Julián Gómez Gotor y el actual, Francisco Javier Moreno Muruve. Todos ellos, junto a un amplio equipo de profesionales han dado respaldo con su actividad a los empresarios del metal, unos empresarios que hoy más que nunca están presentes en la Federación con la que trabajan de forma conjunta.

Foto Presidente

Eusebio Gallego Hinojosa

Foto institucional JGG

Julián Gómez Gotor

image_gallery27

Fco. J. Moreno Muruve

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No podemos dejar de mencionar en este punto la trascendencia de las distintas asociaciones provinciales y andaluzas que integran la Federación. El nacimiento de estas asociaciones ha favorecido aún más la profesionalización en las distintas ramas del sector, promoviendo, desde la unión, la regularización de los diferentes subsectores y velando por el estricto cumplimiento de las exigencias vigentes para el ejercicio de cada actividad.

En la actualidad, la celebración de eventos tan importantes como el Salón del Motor, es fiel reflejo de cómo va evolucionando la Federación en una de sus actividades más importantes que se ha consolidado como el mayor Salón del Automóvil en España y un referente a nivel nacional, situándose a la altura de otras ferias de iguales características como la de Madrid o Barcelona. La organización de este evento y de otras ferias y encuentros planteados con el objetivo de impulsar la industria está reportando resultados muy positivos y su éxito está siendo avalado por la intensa participación de las empresas y marcas, así como por el incremento de asociados a FEDEME.

Fruto del trabajo realizado a lo largo de todo este tiempo desde su constitución, la Federación ha adquirido la dimensión que hoy tiene: una patronal moderna, con más asociados y profesionalizada en toda su estructura para seguir trabajando por el beneficio de los empresarios del metal.