Noticias

LA ENTREVISTA: NICOLÁS TAPIA, GERENTE DE ICM TALLERES

Nicolás Tapia, gerente de ICM Talleres

 

«EN LA DIVERSIFICACIÓN HAY SEGURIDAD Y ESTO NOS AYUDA A SOBRELLEVAR LAS SITUACIONES DE CRISIS»

A pesar del duro golpe que la crisis del COVID ha asestado al sector empresarial en general y a las empresas industriales en particular, especialmente durante los meses de confinamiento, muchas de las empresas asociadas a FEDEME, entre ellas ICM Talleres,  compañía especializada en la ejecución de proyectos para el sector energético, industrial, nuclear, alimentario y agrícola, ubicada en el municipio sevillano de Los Palacios y Villafranca, han hecho suya la teoría del “adaptarse o morir” y han procurado dar respuesta a las necesidades del mercado para tratar de sobrevivir a estas duras circunstancias.

Para conocer con detalle cómo han afrontado esta situación y con qué perspectivas afrontan el futuro en esta empresa dedicada al desarrollo de mecanizados y calderería, FEDEME ha entrevistado a su Gerente, Nicolás Tapia.

 

  1. Cuéntenos cómo han hecho frente a esta crisis y qué iniciativas han puesto en marcha en los últimos meses.

Una vez despejados del primer impacto recibido y las tensiones surgidas por la caída de ventas a un 30%, nos pusimos a trabajar en acelerar proyectos que estaban a la espera de poder ser abordados.

Así, hemos iniciado proyectos de I+D+i, especialmente para crear una agricultura industrializada donde se mejoren los ratios de productividad, donde se estudian como aliviar o eliminar los problemas que existen hoy en día en la agricultura, buscando la transformación a una agricultura moderna, industrializada desde la recogida, utilizando nuevas tecnologías, como robots, visión artificial, inteligencia artificial, energías limpias, etc. 

Hemos potenciado la actividad en ventas con la incorporación de profesionales del área del marketing y realizado un proyecto importante para impulsar nuevos productos que ya teníamos y no estábamos explotando.

Hemos iniciado nuevas líneas de trabajo, focalizando nuestros esfuerzos en expandir los sectores en los que hoy en día nos encontramos e incluso abrir nuevos, al darnos cuenta, desde el primer día, que en la diversificación hay seguridad y esto nos ayuda a sobrellevar las crisis pasadas, la actual y las venideras.   

Actualmente, ICM está presente en diferentes sectores como el industrial, agrícola, nuclear, decoración, investigación…

Las redes sociales, web y acciones comerciales han pasado a ser muy importantes, aún más si cabe, donde exponemos todo nuestro día a día.

Hemos protegido a nuestro personal, ya que nuestro valor está en las personas que forman parte de ICM y desde la cooperación entre todos buscamos las fórmulas más adecuadas para superar esta situación.  Estamos orgullosos todos de la empresa y la empresa de sus trabajadores.

  1. ¿Cree que ante una nueva oleada de la pandemia las empresas tendrán mayor capacidad de reacción? En vuestro caso ¿habéis implementado algún tipo de protocolo o respuesta de actuación en caso de que la crisis sanitaria se agravara nuevamente?

En ICM se implantó un protocolo de actuación a principios de la pandemia, protocolo que hemos seguido y nos ayuda a mantener la tensión para estar protegidos y protegernos entre todos.

Con turnos en el personal, distanciamiento en zonas comunes, mascarillas, utilización de geles hidro-alcohólicos, disminución de las visitas, y protección a todo aquel que venga de fuera, disminución de las salidas a zonas de riesgo, etc.

Tendríamos capacidad de reacción al conocer cómo podemos enfrentarnos a estas situaciones, pero sería difícil, muy difícil, si afectara de lleno, por lo que hemos estudiado cómo podríamos sobrepasar dicha situación.

Si la crisis se agravara se tomarían medidas más restrictivas para protegernos en el trabajo, proteger a cualquier otra persona y a nuestras familias, pero sería muy duro de llevar. Deseamos que la situación vaya a mejor y no se descontrole.

Está siendo muy duro para muchas familias que han sufrido pérdidas de familiares y debemos prestar toda nuestra atención en eliminar esta pandemia.

  1. Desde su punto de vista, ¿qué medidas de apoyo necesitan las empresas industriales para afrontar el complejo escenario económico que ha dibujado esta crisis sanitaria?

Lo principal ahora mismo es que se reactive la actividad. Donde los gobiernos no den dinero se deben crear lazos para que aparezcan pedidos y estimular los gastos ahora para que el tejido empresarial se mueva y genere estabilidad a las empresas y esto permita que salgamos adelante.

Debemos estimular el sector industrial y la I+D+i, sectores que pueden tirar del carro de España y donde podemos crecer muchísimo.

Dar estabilidad, transmitir apoyo y que puedan verse cuanto antes los resultados. Nuestro Gobierno,  los gobiernos en general,  deben hacer inversiones fuertes en todo tipo de empresas y sectores para que lleguen pedidos a todo el mundo.

No se trata de dar dinero por dar o por pedir, las ayudas que se otorguen deben estar ligadas a  proyectos, a I+D+i. Hay que ver en la calle que los pedidos llegan y son a corto/medio plazo. Esto nos permitirá pensar en inversiones, organizarnos mejor, apostar…

  1. Vivimos en un tiempo de incertidumbre, pero el optimismo es una buena receta para afrontar las actuales circunstancias. Mirando al futuro, ¿qué retos tienen por delante en ICM Talleres?

Infinidad de ellos. Hemos apostado y focalizado esfuerzos en proyectos que iban a llegar en dos años y ahora estamos ya inmersos en ellos.

Hemos creado un departamento de I+D+i. Hemos apostado por fabricar equipos nuevos.

Igualmente, hemos centrado gran parte de nuestro esfuerzo en generar una agricultura industrializada donde vamos a mejorar muchos procesos de recolección y tratamientos de productos.   Ya teníamos clientes que nos solicitaban esto y ahora vamos a por ello.

Estamos en proceso de expansión de infraestructuras, pues desde hace unos tres años no podemos mejorar nuestra productividad por falta de espacio e instalaciones adecuadas y estamos buscando instalaciones de 10.000 m2,  al menos para poder instalarnos y ser aún mejores en lo que ofrecemos.

Hoy en día contamos con 4.000 m2 y nuestro flujo de producción debe ser mejorado, pero es imposible en las instalaciones que tenemos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*