Noticias

LA ENTREVISTA: LUCAS DOMÍNGUEZ, DELEGADO DE EVALUE EN ANDALUCÍA

“Son muchas las empresas que aún desconocen que pueden aplicarse beneficios por deducciones fiscales por I+D+i”

 

1.- De forma muy breve, ¿qué son las deducciones por I+D+i y qué beneficios pueden reportar a una empresa?

Las deducciones fiscales por I+D+i son un mecanismo de financiación indirecta de la innovación que permite reducir las cuotas a abonar en el impuesto sobre sociedades, a través de un retorno por los gastos incurridos en un proyecto de I+D+i. Aunque el retorno económico de las actividades de I+D+i es importante, existen otros factores claves a valorar, los cuales contribuyen a la competitividad de las empresas.

De forma previa a cualquier proceso de aplicación de deducciones por I+D+i, es necesario realizar un análisis sobre la mejora de materiales, productos, procesos o sistemas, lo cual permite un foro de reflexión y dinamización en torno a la estrategia innovadora de la empresa, pudiendo plantear nuevos retos y oportunidades de cara a un mejor posicionamiento y competitividad de la empresa.

Son muchas las empresas que parten de un análisis de la actividad innovadora llevada a cabo en las últimas anualidades, para valorar no sólo el retorno económico obtenido sino la eficiencia de los proyectos abordados, pudiendo plantear nuevas líneas o continuidad de las existentes, con el valor añadido de incorporar una herramienta (Deducciones I+D+i) que le permitirá amortiguar y estimar un retorno económico del esfuerzo inversor.

2.- ¿Qué requisitos son necesarios para realizar actividades de I+D+i?

Cualquier empresa puede realizar actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación, independientemente de su tamaño, sector o localización. Todos conocemos casos de empresas sorprendentes que surgen como resultado de investigaciones en nuevos materiales o productos o como resultado del análisis de los mercados. Por tanto, requisitos como tal, no existen, o al menos no me atrevería a poner requisitos o restricciones a la innovación. Lo que sí existe es un marco legal que recoge definiciones, bases, proceso y aplicación de las deducciones fiscales por I+D+i, estando estas recogidas en la Ley 27/204, (artículos 35 y 39.2).

El objetivo de esta ley es regular el marco de aplicación de las deducciones por I+D+i, el cual supone uno de los más ventajosos de la Unión Europea. Dotando de esta forma a las empresas de una herramienta, en muchas ocasiones desconocida, para obtener un retorno económico por actividades ya realizadas, que puedan ser calificadas como Investigación, Desarrollo e Innovación.  

3.- Para aportar una visión más práctica, ¿qué ejemplos serían actividades de I+D+i?

Existen muchas líneas y tipologías de actividades innovadoras, en torno a las cuales las empresas plantean novedades sectoriales, pudiendo ser, por tanto, considerados proyectos de I+D+i deducibles. Ejemplos de estas líneas, pueden ser la mejora de propiedades de productos por novedosos métodos de acabados superficiales o la incorporación/modificación de nuevos materiales o componentes de permiten la obtención de una mejora en los parámetros de calidad, ciclo de vida o funcionalidad existente.

La optimización de los procesos productivos incorporando nuevas soluciones tecnológicas de mayor eficiencia energética o la incorporación de tecnología avanzada que contribuya a la automatización de los procesos, constituyen también proyectos objeto de deducción por I+D+i.

4.- Cada vez más empresas optan aplicarse deducciones fiscales por I+D+i. Sin embargo, ¿cuáles son las principales causas de la no aplicación masiva de estas deducciones?

Como bien dices, cada vez son más las empresas que se benefician de las deducciones por I+D+i. No obstante, existen aún muchas que desconocen o no lo consideran una opción para sí mismo. Por tanto, hay una serie de barreras que dificultan la aplicación de Deducciones por I+D+i en la empresa:

  • Desconocimiento de las deducciones. Se trata de un marco normativo complejo que ha ido evolucionando en el tiempo y requiere de dedicación para su correcta interpretación.
  • Dificultad de identificar y calificar las actividades como I+D o Innovación Tecnológica, así como de documentar los proyectos y gastos asociados. La diferenciación entre las dos categorías aplicables es mínima y determinada por el grado de novedad.
  • Barreras internas por el coste de gestión que supone para las empresas. Los recursos son limitados y dirigidos a su actividad principal, por lo que en muchas ocasiones puede resultar complicado la gestión interna de un proceso de deducción.
  • Creencia de que hay que disponer de una Unidad/Dpto. de I+D+i. Totalmente falso, tal y como hemos comentado antes.
  • Sensación de inseguridad jurídica ante inspecciones fiscales.

En definitiva, desde EVALUE ayudamos a las empresas a salvar estas barreras que impiden o dificultan la decisión. Acompañamos a nuestros clientes desde la fase de identificación y valoración de actividades y proyectos de I+D+i objeto de deducción, pasando por la fase de generación de la documentación técnico-económica y gestionando el proceso de certificación de proyectos. El resultado final es el retorno económico vía impuesto de sociedades, el ahorro de recursos internos dedicados a la gestión de los expedientes de deducción y, por último y quizás más importante, disponer y conocer una herramienta que optimiza el retorno y amortigua el riesgo asociado a las actividades de I+D+i.

5.- Vistos los beneficios de las deducciones, ¿cuál es el proceso a seguir por una empresa con un proyecto de I+D+i?

El proceso se inicia con una análisis para valorar la adecuación de los proyectos llevados a cabo a los requisitos normativos vigentes, para lo cual se analiza la categoría de proyecto (I+D o Innovación Tecnológica), los gastos soportados por el proyecto en las diferentes partidas elegibles y la estimación del escenario de deducción resultante.

Posteriormente y una vez validado el análisis inicial, se procede a la recopilación de documentación técnico-económica existente para la confección de las memorias de contenido, informes de ejecución y anexos justificativos.

Una vez realizada la documentación requerida se procede a su presentación a la entidad certificadora, la cual realiza una auditoría técnica llevada a cabo por un experto sectorial y una auditoría de gastos realizada por un auditor ROAC. El resultado de esta auditoría documental queda reflejado en el certificado emitido, a partir del cual se calcula el importe de la deducción resultante. Dicho certificado junto con el Informe Motivado Vinculante emitido por el MINECO, constituye la máxima garantía legal y fiscal para la aplicación de deducciones por I+D+i.

La propuesta de valor de EVALUE plantea la gestión integral del proceso, liderando dicha gestión desde la fase de identificación hasta el cálculo final de la cantidad aplicable, interviniendo activamente en la interlocución con las diferentes entidades que intervienen en el proceso. 

6.- ¿Qué beneficios puede reportar Evalue a los socios de FEDEME?

Evalue aporta una experiencia de más de 10 años de actividad en el ámbito de la gestión de la I+D+i y su retorno económico. Atesoramos más de 800 clientes y gestionamos un volumen anual de más de 750 proyectos.

Disponemos de implantación nacional con oficinas en las principales ciudades, y esto nos permite tener un conocimiento importante del territorio. En el caso concreto de nuestra oficina de Sevilla, en los dos últimos años hemos experimentado un importante crecimiento gracias a la acogida de nuestra propuesta en toda la Comunidad de Andalucía. El equipo EVALUE Sevilla está formado por 16 personas con perfiles multidisciplinares y alto grado de especialización, tanto en financiación y deducción de I+D+i, como en el área de conocimientos de los sectores concretos a los que nos dirigimos.

Desde EVALUE queremos ser partner de FEDEME y de sus asociados en la gestión integral de la I+D+i, formando, liderando e implantando herramientas y soluciones adaptadas a la estrategia de innovación de cada empresa, que redunden en el beneficio económico de las compañías y sirvan de estímulo para apostar por la I+D+i como vía de desarrollo y competitividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*