Noticias

FEDEME RECALCA LA NECESIDAD DE QUE EL NUEVO 8X8 SEA UN PRODUCTO EXPORTABLE CIEN POR CIEN ESPAÑOL

Como continuación del posicionamiento adoptado en su momento por la Federación de Empresarios del Metal FEDEME, tras la decisión del Ministerio de Defensa a finales de 2019 en la que declaró desierta la adjudicación del contrato para la fabricación del nuevo VCR 8×8, y dado el clima de incertidumbre en que está inmerso en estos momentos el proceso de adjudicación de este programa, esta Federación manifiesta nuevamente su apoyo a los desarrollos que llevan a cabo de forma conjunta Santa Bárbara Sistemas, Indra y Sapa, como la opción más lógica y rápida para proceder a la fabricación en serie del nuevo vehículo de combate sobre ruedas para el Ejército español.

Tanto el presidente de FEDEME, Francisco Javier Moreno Muruve, como el director gerente de esta Federación, Carlos Jacinto Marín, subrayan el apoyo de esta patronal, así como de la industria auxiliar a la que representa, con vistas a retomar las negociaciones e interlocución con Defensa para la adjudicación del que se considera el mayor contrato armamentístico de la historia del Ejército de Tierra.

FEDEME ya advertía semanas atrás de que sería una irresponsabilidad por parte del Gobierno que la carga de trabajo y la inversión que representa este programa saliera fuera de España, de ahí la necesidad de recuperar este contrato que iba a suponer un balón de oxígeno para la industria andaluza y sevillana en particular.

En este sentido, el presidente de FEDEME insiste en que “no podemos permitirnos el lujo de que el peso industrial de nuestra región siga perdiendo fuelle. Este contrato nos otorgaría la posibilidad de contar con un producto cien por cien español que podríamos exportar, favoreciendo así la competitividad de nuestra industria de defensa y nuestro mejor posicionamiento en el mercado internacional”.

Al hilo de lo anterior, Moreno Muruve ha defendido también que “el eje Sevilla-Cádiz, con fábricas de sistemas complejos para los tres ejércitos, así como las sinergias existentes entre estas plantas, hacen de este cinturón industrial el Silicon Valley de la industria de defensa europea. Por tanto, resulta ilógico que no se aproveche este potencial tecnológico y se aúnen esfuerzos entre las distintas partes implicadas que conduzcan a un entendimiento y permitan otorgar esta gran oportunidad de futuro para la industria de defensa andaluza y nacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*