Noticias

FEDEME INSTA A LA JUNTA A NEGOCIAR LA APERTURA DE INDUSTRIAS PUNTERAS EN ANDALUCÍA

Entre los sectores que deben ser considerados “esenciales” y por tanto deberían contar con autorización para continuar su actividad en Andalucía están, a juicio de la Federación de Empresario del Metal, la aeronáutica, minería metálica, fabricantes de bienes de equipo, metalmecánica, estructuristas, elevación, fabricantes de 2ª fase y montajes industriales.

FEDEME critica que la nota interpretativa para el sector industrial publicada ayer por el Gobierno sobre la aplicación del R.D. Ley 10/2020 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, llega tarde, no es definitiva y deja a la subjetividad del empresario mantener una actividad mínima.

Esta Federación acusa al Gobierno central de estar generando un caos regulatorio y de actuar a base de impulsos e improvisación, sin medir el impacto económico y social de las medidas que se están adoptando y sin escuchar a los empresarios, solo con la única interlocución de los sindicatos

 

La Federación de Empresarios del Metal, FEDEME, ha dirigido un escrito al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, en el que se solicita la intermediación de la administración autonómica ante el Gobierno central para negociar la apertura en Andalucía de industrias punteras, siguiendo el ejemplo de otras comunidades autónomas que ya han dado un paso al frente en este sentido, como es el caso del País Vasco y Asturias.

Esta petición se produce a raíz del fuerte impacto generado en la industria del Metal tras la publicación, con “nocturnidad y alevosía” del R.D. Ley 10/2020 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, un sector que solo en la provincia de Sevilla está representado por más de 9.000 empresas y 83.000 trabajadores.

Fruto de las presiones ejercidas por parte de los empresarios, el Gobierno publicaba en el día de ayer una nota interpretativa para el sector industrial sobre la aplicación de este R.D. Ley 10/2020, nota que a juicio de esta Federación “llega tarde, no es definitiva y deja a la subjetividad del empresario el mantener una actividad mínima. La parada y reactivación de las fábricas no es un criterio que se pueda mover de la noche a la mañana. La paralización de algunas actividades en concreto conlleva procesos altamente costosos y por tanto es vital, para no sumar más perjuicios a los ya existentes, el legislar con conocimiento y adoptar medidas consensuadas con quienes de verdad entendemos de esto”, aclara el director gerente de FEDEME, Carlos Jacinto Marín.

Una vez más, el Gobierno de Sánchez ha demostrado estar actuando de forma improvisada y a base de impulsos, dando lugar a un caos regulatorio. Los contenidos de esa nota ministerial son insuficientes y FEDEME peleará por conseguir una mayor concreción y ampliación de las actividades industriales autorizadas para continuar con su producción hasta el próximo 12 de abril, a un ritmo suficiente que les permita su subsistencia económica y, obviamente, priorizando en todo momento la seguridad y la salud de sus trabajadores y trabajadoras.

En este sentido, Jacinto Marín señala que “el Gobierno andaluz, con su presidente al frente Juan Manuel Moreno, debe liderar este proceso de negociación en nuestra comunidad, y abanderar una defensa de nuestra industria tal y como se ha hecho en el País Vasco y Asturias, consensuando un listado de las actividades industriales y sus auxiliares esenciales, como son la industria vinculada al sector aeronáutico, minería metálica, fabricantes de bienes de equipo, metalmecánica, estructuristas, elevación, fabricantes de 2ª fase y  montajes industriales”.

 

Valoración medidas aprobadas en el último Consejo de Ministros

A expensas de hacer un análisis exhaustivo de todas las medidas aprobadas en el último consejo de ministros celebrado ayer martes 31 de marzo, encaminadas a aminorar el impacto económico de la crisis del COVID-19, el balance general continúa sin satisfacer las necesidades prioritarias en estos momentos por parte de empresarios y autónomos, entre las que figuran:

  • Exención (no moratorias) del pago de la cuota de autónomos durante los meses que se prolongue el estado de alarma.
  • Moratoria hipotecaria o ayudas para alquileres comerciales
  • Aplazamiento del cobro de impuestos mientras se prolongue el estado de alarma para tributos estatales, autonómicos y locales, sin que se aplique ningún tipo de recargo o penalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*